A vueltas con la renovación del Consejo General del Poder Judicial


Los cimientos del Estado de Derecho quiebran cuando no se respeta la independencia del poder judicial.El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) fue previsto en nuestra Constitución como órgano encargado de velar por la independencia judicial, extrayendo al Ministerio de Justicia, competencias y funciones que antes ostentaba el Gobierno, para favorecer una separación de poderes.Y una mayor independencia judicial.Pero es sabido que este órgano, en el año 1985, fue modificado por el PSOE y los doce jueces que hasta esa fecha eran elegidos entre ellos, pasaron también a ser elegidos por el Parlamento, igual que los ocho vocales de reconocido prestigio restantes.Por tanto, en ese momento quedó al albur de los políticos y desde entonces nada ha ido bien.Tras un breve periodo donde los vocales judiciales eran propuestos por las asociaciones judiciales, se volvió en 2013 a una fórmula casi peor que la del 1985 donde los vocales del Consejo seguían siendo elegidos por las Cámaras, pero se redujo los miembros que se dedicaban en exclusiva a estas tareas y casi se puede decir que se politizó el órgano incluso un poco más.Llevamos más de dos años sin acuerdo entre los partidos para renovar el órgano que está caduco, pero tampoco es la primera vez que esto ocurre.También ha ocurrido con el Tribunal Constitucional y otras instituciones que dependen del acuerdo de mayorías cualificadas.Ya sabemos que nuestros políticos son más amantes de la confrontación que del encuentro y de la oposición que del consenso.Por ello, a la vista de que Podemos no quiere que el PSOE pacte nada con el PP y que Pedro Sánchez no es capaz de negarle nada a Iglesias, se ha presentado en la mesa del congreso una reforma del CGPJ.Los grupos políticos que apoyan al Gobierno van a tramitar la reforma por vía de urgencia para no recabar informes ni escuchar al principal órgano, que es el Consejo.Eso de la democracia participativa da mucho juego cuando se utiliza como argumento en los mítines electorales mientras se está en la oposición pero que pronto se olvida cuando “se alcanza los cielos”.Ya nos lo dijo en campaña Pedro Sánchez, que Iglesias quería controlar a los jueces y esa premisa parece que se va a cumplir.Mientras, el Gobierno sigue ajustando su agenda a sus propósitos particulares. Ustedes no se olviden que los ciudadanos seguimos en estado de alarma hasta mayo, con toque de queda a las 22 horas en la mayoría de las Comunidades Autónomas, con la hostelería en quiebra, con los hospitales colapsados, con el Parlamento cerrado a las sesiones de control…Pero lo urgente no es gestionar la COVID 19 sino amordazar al Poder Judicial.


Artículo publicado por Confilegal 

https://confilegal.com/20210115-opinion-a-vueltas-con-la-renovacion-del-consejo-general-del-poder-judicial/?utm_medium=social&utm_source=whatsapp&utm_campaign=shareweb&utm_content=footer&utm_origin=footer

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.